top of page

La compra compulsiva de ropa es perjudicial para el medio ambiente, y la ciudadanía lo sabe





Se ha celebrado el Black Friday, una fecha que en los últimos años ha cogido impulso en nuestro país y en la que muchos ciudadanos aprovechan para hacer las compras que necesitan a un precio menor. Sin embargo, el último viernes de noviembre se ha convertido también en un símbolo del consumo desmesurado, aumentando la compra excesiva de objetos como ropa o dispositivos electrónicos y, con ello, el uso de recursos naturales y la generación de futuros residuos.

Afortunadamente, cada vez son más los ciudadanos conscientes de que este tipo de comportamientos tienen un impacto directo sobre el medioambiente. De hecho, según un estudio sobre conocimiento de problemáticas ambientales realizado por More Than Research para Naturaliza, el proyecto de educación ambiental de Ecoembes, el 59,6% de los españoles consideran que comprar ropa de temporada es uno de los comportamientos que más impacto causa en el medioambiente. Además, según esta misma encuesta, 6 de cada 10 ciudadanos también cree que renovar el teléfono móvil tiene un impacto negativo en el entorno natural.

El estudio de Naturaliza también pregunta sobre los comportamientos ambientales que realizan los encuestados para reducir su impacto en el medio, declarando un 82,5% de los españoles que compran ropa únicamente cuando lo necesita.

El estudio, realizado a una muestra representativa de la población española, revela que son los jóvenes de entre 18 y 34 años los más concienciados con esta problemática, siendo el género femenino el más sensibilizado.

“Vivimos en una sociedad en la que el consumo excesivo de todo tipo de objetivos, aún sin ser necesarios, se ha normalizado, llegando a una sobreexplotación de los recursos naturales que hace que esto cada vez escaseen más. Por eso, es importante pararse a pensar, reflexionar, y ver qué necesitamos realmente y qué no. Tenemos que aplicar la economía circular: reducir, reutilizar y reciclar, sin dejarnos llevar por el consumo innecesario”, ha afirmado Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes.

Considerando estas cifras, surge la necesidad de concienciar, a través de la educación ambiental, de las consecuencias que pueden generar ciertos hábitos y fomentar, desde edades tempranas, acciones y gestos que permitan tener un medioambiente más sano.

Por eso, Naturaliza, promueve actitudes ambientalmente responsables, un pensamiento crítico entre los más pequeños, y la importancia de valorar las consecuencias que nuestras acciones tienen en el entorno. Para ello, ofrece de forma gratuita a los docentes de Primaria de todo el país una serie de recursos y contenidos educativos para que puedan acercar el respeto y el cuidado del medioambiente a sus alumnos.

bottom of page