La Diputación de Valladolid invierte 225.800 euros en dos trituradoras y cede su uso al Consorcio

La Diputación de Valladolid ha invertido 225.800 euros en dos máquinas trituradoras para los restos de poda, que son cedidas para su uso al Consorcio Provincial de Medio Ambiente. Con esta inversión pretende reducir los gastos del servicio de recogida de restos de poda, que se ha incrementado de forma significativa en los últimos tres años.


La decisión se ha tomado después de apreciar un incremento significativo en el gasto destinado a la prestación de este servicio desde 2017 debido a la forma de depositar las podas en los contenedores dispuestos, sin aplastar.


Para determinar los gastos de funcionamientos de la maquinaria adquirida y fijar los precios en el futuro, se va a realizar una prueba piloto durante el mes de marzo y para la que se cuenta con un presupuesto de 10.000 euros.


Se estima que serán necesarias entre tres y cinco jornadas de ocho horas de trabajo para completar la prueba, en la que se triturarán diferentes materiales. Los medios que hagan falta los proveerá la empresa adjudicataria, ONET.


Además, todas las operaciones que se realicen durante la prueba quedarán registradas por escrito, indicándose la fecha y el minuto de inicio y finalización, así como cualquier dato con respecto al combustible o los lubricantes empleados. También se hará un registro fotográfico tanto de las trituradoras como de los restos desde diferentes ángulos.